• La Voz de la esperanza

Publicaciones

Actividades, noticias y mucho más...

7 consejos para que nuestros hijos no caigan en la pornografía

Francis Williams
  • 15 Mayo, 2017
  • Publicaciones
  • Publicado por
  • Comentarios desactivados en 7 consejos para que nuestros hijos no caigan en la pornografía

Siendo que la pornografía ha ganado terreno entre los adolescentes de 12 a 17 años, ¿qué pueden hacer los padres para proteger a sus hijos? Aquí encontrará 7 consejos sabios y oportunos.

¿Sabía usted que los principales consumidores de pornografía son los adolescentes que van de los 12 a los 17 años? Una pobre supervisión de los padres, así como el tiempo de ocio, son brechas que se hacen cómplices para que menores de edad accedan, a hurtadillas, a espacios virtuales que trascienden los límites de lo moralmente aceptable incluso para los adultos.

En una sociedad en la que la pornografía se ha elevado a niveles exorbitantes, ¿qué pueden hacer los padres para proteger a sus hijos de ese pernicioso hábito?

  1. Hable con sus hijos sobre la sexualidad. Responda con claridad, y no con evasivas, cuando ellos hagan preguntas relacionadas con la sexualidad. Pregúnteles qué saben sobre el tema en cuestión, establezca vínculos comunicativos, use la inquietud de sus hijos para lograr que ellos le confíen sus alegrías, tristezas y cualquier duda que tenga con respecto a la sexualidad. Para hacer esto efectivo, fomente un ambiente emocional que propicie la confianza entre los miembros de la familia.
  2. Ubique las computadoras en un lugar visible. Si los ordenadores están situados donde cualquiera pueda ver la pantalla, es menos probable que sus hijos puedan entrar a páginas pornográficas. Por otro lado, esto también serviría de prevención contra el abuso sexual a menores de edad en las redes sociales, y evitaría el riesgo de que entren a páginas cuyo contenido sea inapropiado o establezcan contacto con desconocidos. Además, esta medida constituye una efectiva herramienta de supervisión.
  3. Conozca las contraseñas de los aparatos electrónicos de sus hijos. Es apropiado que usted tenga acceso a los dispositivos de sus hijos adolescentes, a fin de proteger a los menores de edad. Para lograr esto, sea su confidente, gane su confianza e impulse una sólida formación moral y cristiana en ellos.
  4. Dedique tiempo de calidad a sus hijo. Una paternidad responsable conlleva dedicar tiempo a la familia. A veces se sacrifica, posterga y reemplaza el tiempo que hemos de dedicar a los hijos por ir en busca de bienes, que a final de cuentas no compensarán la ausencia de las personas más significativas en la mocedad: papá y mamá.
  5. Negocie el tiempo de uso del Internet. Después de cierta edad, negociar todo constituye una alternativa muy prometedora al momento de establecer reglas con los hijos. Por tanto, resulta favorable negociar los horarios para el uso del Internet y de los dispositivos electrónicos. Usted puede instalar en su computadora y/o dispositivo móvil un programa que le avise cuando ellos entran a una página cuyo contenido no es adecuado.
  6. Converse sobre los riesgos de la pornografía. Al conversar con sus hijos, mírelos a los ojos, frente a frente, haga que la conversación sea clara. No dé por sentado que ellos saben; instrúyalos, explíqueles los daños que acarrea la pornografía sobre la personalidad. Sea usted el orientador sexual de sus hijos. Explíquele que el que ve pornografía se hará dependiente de ella, como les ocurre a los que son adictos a las drogas.
  7. Ponga a Dios en primer lugar. Es preciso que, diariamente, los padres dediquen los primeros minutos del día para orar, estudiar la Biblia y leer reflexiones inspiradoras junto a sus hijos. Estos ejercicios espirituales les permiten a la familia colocar sus planes en las manos de Dios. Al participar activa y dinámicamente en ese momento especial, los niños y niñas concebirán el hogar como un pedacito de cielo, se fomenta un sentido de dependencia divina y se disfruta de una relación familiar más funcional.Siguiendo estas indicaciones, y demandando la ayuda divina, podremos lograr que nuestros hijos crezcan sanos física, mental y espiritualmente.

     

Cuatro etapas del consumidor de pornografía

El doctor Víctor Cline, de la Universidad de Utah, identifica cuatro etapas de quien consume pornografía:

  • Adicción: el deseo y la necesidad de mirar imágenes pornográficas.
  • Escalada: la necesidad de imágenes más explícitas y fuertes para conseguir el mismo efecto.
  • Desensibilización: el material que al comienzo era sorprendente y tabú se considera como normal.
  • Actuar: tendencia a imitar los comportamientos vistos.

Aunque no todos son igual de vulnerables, el doctor Cline concluye que para algunas personas, la pornografía «es la droga que inicia el camino hacia la adicción sexual».

(Tomado de: http://es.catholic.net/op/articulos/14386/cat/558/como-dana-la-pornografia-a-un-adolescente.html)

Francis Williams posee una Maestría en Terapia Familiar, y en la actualidad trabaja en el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI).

Back to top