• Sala de conciertos

Publicaciones

Actividades, noticias y mucho más...

Cáncer de mama, ¿cómo detectarlo a tiempo?

Dr. Hernando Mercado García  
  • 2 octubre, 2018
  • Publicaciones
  • Publicado por
  • Comentarios desactivados en Cáncer de mama, ¿cómo detectarlo a tiempo?

El médico de María, una prima de mi esposa, le prescribió una mamografía. María le pidió a una amiga que la acompañara. Curiosamente, su amiga, que nunca se había hecho ese estudio pues suponía que era muy doloroso, por la insistencia de María también decidió hacerse el examen. María salió bien, pero a su amiga, paradójicamente, se le diagnosticó cáncer de seno.

El cáncer de seno invasivo afectó en 2012 más de 408.000 mujeres en las Américas, y provocó 92.000 muertes; entre el 12 y el 20% lo hereda, debido a algún gen identificable. En el hombre es responsable del 1% de los tumores malignos, con un riesgo del 0,11% de padecer este cáncer en su vida.

Este diagnóstico, de por sí, conlleva una gran carga emocional para el paciente y su familia. Hay, sin embargo, algunos tipos de cáncer que se pueden curar, como la enfermedad de Hodgkin, mientras que otros resultan mortales. A efectos prácticos, hay dos tipos de tumores: benignos y malignos; estos últimos son los denominados cáncer. Según las últimas estadísticas, en el hombre los tres cánceres más frecuentes son el de próstata, con un 19% de casos; el de pulmón, 14%; y el de colon, 9%. En la mujer prevalecen el de mama, 30%; el de pulmón, 13%; y el de colon, 7%. Según el estilo de vida, la probabilidad de desarrollar en el hombre cáncer de próstata es 1:9; la probabilidad en las mujeres de desarrollar cáncer de mama es 1:8. Hay factores de riesgo que aumentan la posibilidad de padecer cáncer de mama y mencionaremos algunos de ellos:

  • La menarquia (la primera menstruación) antes de los once años se asocia con un 20% del riesgo.
  • Un parto a edad temprana disminuye las probabilidades, a diferencia de una mujer que tenga un parto después de los treinta y cinco años.
  • Es sabido que la exposición a estrógenos aumenta la posibilidad de padecer cáncer de mama y otras complicaciones.
  • La radiación del tórax, como por ejemplo una placa de tórax, se vincula con un incremento del riesgo, pero este solo es significativo cuando el paciente se somete a esa práctica de forma reiterada.
  • Las mujeres obesas posmenopáusicas presentan un riesgo alto por la síntesis de estrógenos de la grasa corporal.
  • El consumo de alcohol también está vinculado a la génesis del cáncer mamario.

 

Como vemos, se trata de una enfermedad de tipo multifactorial, y cada caso es único. Por lo demás, no debemos olvidar que las mamas son símbolo de feminidad y belleza, y es muy traumático decirle a una paciente joven que tiene que someterse a una mastectomía, con el consecuente menoscabo de la apariencia externa.

El cáncer de mama con frecuencia es asintomático; solo un grupo de pacientes presenta mastodinia, dolor, que muchas veces puede confundirse con el de la influencia hormonal, o secreciones por el pezón; en ocasiones pueden aparecer cambios en la apariencia externa, escoriación del pezón, o una imagen mamaria igual a la de «piel de naranja», que indica proceso infiltrativo. La presencia de una masa palpable es suficiente indicación para consultar de inmediato a su médico.

Queremos ofrecerte algunas recomendaciones importantes:

  • El autoexamen de mama es primordial. Cada mujer debe conocer cuál es la consistencia de su mama. El examen se efectúa por lo menos una vez a la semana, palpándose el seno en la dirección de las manecillas del reloj. Este es el mejor detector aun a sabiendas de que la mano difícilmente reconoce las lesiones menores de medio centímetro, por la densidad del tejido mamario. Recuerda que la herencia es importante, y donde hay un caso familiar es bueno que todas las pacientes estén alerta. No se debe hacer el examen inmediatamente después del ciclo menstrual, ya que la mama está sensible por la influencia hormonal.
  • Haz ejercicio. La actividad física está ligada al aumento de las defensas en el organismo y con la erradicación natural de células malignas. El ejercicio también combate el exceso de peso.
  • Sométete a exámenes periódicos. El 75% de los cánceres de mama se diagnostican después de los 50 años. Gracias a la mamografía se detecta hasta un 25% de los casos del cáncer de mama in situ, es decir, que no se ha extendido a otros tejidos. Se trata de un examen doloroso, pero es un medio útil para detectar imágenes anómalas a tiempo, porque recordemos que casi no hay sintomatología en muchas pacientes. Complementado con estudios ecográficos y otros más avanzados, la precisión del diagnóstico es todavía mayor. Después de los cuarenta años de edad, en algunos países está autorizado el control anual para detectar anomalías a tiempo. En caso de dudas, una biopsia ayudará a aclarar el diagnóstico, y se sabe que hasta un 80% de ellas reportan resultados benignos. Gracias a los avances médicos, la combinación de cirugía, quimioterapia, radioterapia y tratamiento biológico hacen que el panorama sea más alentador.
  • No consumas alcohol. Llevar un estilo de vida saludable puede reducir en un 30% el riesgo de aparición de cáncer mamario. Se sabe que el alcohol no solo afecta al sistema nervioso central, no solo degenera las células hepáticas, y no solo es el primer causante de muertes por accidente de tránsito, sino que además es un agente cancerígeno directo. No importa la cantidad, aquí lo relevante es que hay sensibilidades diferentes: mientras una persona necesita una botella entera de licor para emborracharse, a otros puede que les baste una copa. Así pues, lo prudente es no beber, ya que las mamas tampoco son ajenas a su influencia.
  • No fumes. El tabaco es la génesis de muchos tumores malignos y el agente cancerígeno número uno en el mundo. Es un tóxico que afecta directamente al endotelio, provocando la aparición de placas aterogénicas con sus fatales secuelas, aumentando la agregabilidad plaquetaria, la viscosidad sanguínea, y causando así mayor riesgo de embolias y trombosis; de ahí que favorezca la aparición de infartos de miocardio, primera causa de muerte en el mundo. Como cancerígeno, muchos de los cuatro mil venenos presentes en un cigarrillo son potencialmente mortales para el ser humano, efecto que se ve con el paso de los años.
  • Ten cuidado con los medicamentos. Se sabe que los estrógenos en la pubertad estimulan la mama con el consecuente riesgo para la aparición de un tumor maligno. Todo tratamiento debe ser supervisado por el médico, ya que cualquier medicamento puede producir efectos secundarios imprevisibles, y los que contienen hormonas no son ajenos a ello. En pacientes a las que se les han extirpado los ovarios, la reducción de los estrógenos disminuye en un 75% el riesgo de un cáncer de mama, lo mismo que ocurre con medicamentos que reducen la influencia estrogénica
  • Confía en Dios. Los médicos humanos aportamos diagnósticos y pronósticos, pero la especialidad del Todopoderoso es hacer cosas imposibles, y conocemos el caso de muchas pacientes a quienes se les pronosticaron pocos meses de vida que han durado años gracias a la misericordia del Señor. Varios estudios clínicos han demostrado que los pacientes que tienen una fe firme en el Creador son más proclives a experimentar curaciones inexplicables desde el punto de vista médico. Es hora de dejar las penas y confiar en el Dios de los cielos. No olvides ninguna de sus bendiciones; si estás enferma o hay alguien enfermo en tu casa, te invito a presentar tu caso ante e Dios escucha en lo secreto pero recompensa en público. Él es el Médico Divino, el que desea para nosotros salvación y vida eterna. Él reaviva nuestras fuerzas, renueva nuestras células, limpia nuestros cuerpos de la lepra del pecado y nos hace nuevas criaturas para su honra y gloria.
Back to top