• La Voz de la esperanza

Publicaciones

Actividades, noticias y mucho más...

El lado amargo del azúcar

Dr. Wilfredo Ruiz Méndez
  • 8 agosto, 2017
  • Publicaciones
  • Publicado por
  • Comentarios desactivados en El lado amargo del azúcar

La diabetes es una enfermedad crónica que se origina cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o cuando el organismo no puede utilizarla. La insulina es una hormona que regula el nivel de glucosa —azúcar— en la sangre; y es precisamente la glucosa —o azúcar— la que nos proporciona la energía que necesitamos para vivir. Si la glucosa no puede llegar a las células para convertirse en energía, se acumula en la sangre hasta alcanzar niveles perjudiciales para nuestro organismo. ¡Ahí es cuando podríamos llegar a experimentar el lado amargo del azúcar!

 

La diabetes en el mundo

Según el «Informe Mundial sobre la Diabetes» de 2016 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad provocó la muerte de 1.5 millones de personas en 2012.* El 80% de las muertes se produjeron en países de ingresos bajos y medianos. Según proyecciones de la OMS, la diabetes será la séptima causa de mortalidad en 2030. El informe también destaca que el número de diabéticos en el mundo prácticamente se ha cuadruplicado, pasando de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014. Esto indica que la incidencia de la diabetes en adultos mayores de 18 años aumentó de 4.7% en 1980 a 8.5% en 2014.

La OMS reconoce tres formas de diabetes: tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional. La más común es la diabetes tipo 2 —representa entre el 85% y 90% de los casos—, y está vinculada a factores de riesgo modificables, como la obesidad. De todos los factores de riesgo, el peso es el más importante. ¡Y un 80% de los diabéticos tienen sobrepeso! También la inactividad física y el consumo excesivo de calorías de bajo valor nutritivo influyen en la diabetes tipo 2.

 

La diabetes en los Estados Unidos

La California Podiatric Medical Association señala que, en los Estados Unidos, los afroamericanos son 1.7 veces más propensos a padecer diabetes que la población general. El 25% de los afroamericanos de entre 65 y 74 años son diabéticos. Los hispanos son muy proclives a desarrollar diabetes tipo 2. Este tipo afecta al 10.6% de los hispanos. Los nativos americanos corren un riesgo significativamente alto de desarrollar diabetes, y un 12.2% de esa población padece la enfermedad. En algunas tribus, hasta un 50% de sus miembros son diabéticos.

 

La cara oculta de la diabetes

La diabetes tiene cuatro caras ocultas y muy amargas: 1) es la principal causante de ceguera y de discapacidades visuales en adultos; 2) después de los accidentes, es la causa principal de amputaciones; 3) tiene una gran incidencia sobre el aumento de las enfermedades renales; 4) los diabéticos son cuatro veces más propensos a desarrollar enfermedades del corazón.

Si no se mantiene bajo control, la diabetes puede ser muy costosa para el paciente. Dicha enfermedad no solo acorta la vida productiva de la persona, sino que además disminuye su calidad de vida.

Entre los factores que inciden en el desarrollo de la diabetes tipo 2 están: la genética, la obesidad, la diabetes gestacional (durante el embarazo), tener más de cuarenta años y pertenecer a los grupos étnicos con mayor incidencia de esta enfermedad.

 

Convivir con la diabetes

Aunque no existe una cura, el paciente puede controlar la enfermedad y disfrutar de una vida larga y feliz. Si a usted le han diagnosticado diabetes, enfrente ese lado amargo del azúcar siguiendo estas recomendaciones:

  • Tome sus medicamentos;
  • aliméntese de manera sana, reduciendo el consumo de grasa y de sal;
  • mantenga un peso saludable;
  • haga ejercicio físico;
  • vigile permanentemente el curso de su enfermedad mediante analíticas de glucemia;
  • y asista puntualmente a su consulta médica.

Acepte este buen consejo preventivo que le da la Biblia: «Comer mucha miel no es bueno» (Proverbios 25: 27). Así reducirá su propio riesgo de experimentar el lado amargo del azúcar que experimentan los diabéticos.

Wilfredo Ruiz Méndez, pastor y médico adventista, reside en Santiago de los Caballeros, República Dominicana.

*http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/204877/1/WHO_NMH_NVI_16.3_spa.pdf

Back to top