• Radio amanecer en estudio

Etiqueta: Paz

Publicaciones relacionadas con Paz

Para obtener la paz interior

Elena G. de White

“El que encubre sus transgresiones, no prosperará; mas quien las confiese y las abandone, alcanzará misericordia.”Las condiciones indicadas para obtener la misericordia de Dios son sencillas, justas y razonables. El Señor no nos exige que hagamos alguna cosa penosa para obtener el perdón de nuestros pecados. No necesitamos hacer largas y cansadoras peregrinaciones, ni ejecutar duras penitencias, para encomendar nuestras almas al Dios de los cielos o para expiar nuestras transgresiones, sino que todo aquel que confiese su pecado y se aparte de él alcanzará misericordia.

El apóstol dice: “Confesad pues vuestros pecados los unos a los otros, y orad los unos por los otros, para que seáis sanados. ”Confesad vuestros pecados a Dios, el único que puede perdonarlos, y vuestras faltas unos a otros. Si has dado motivo de ofensa a tu amigo o vecino, debes reconocer tu [...]

Cuando Jesús se duerme

Pr. Omar Montilla

Me gusta ver el mar, regularmente cuando lo veo es porque voy camino a la playa o al aeropuerto. A pesar de ser un niño, pienso como sería vivir frente a un lago enorme, lleno de peces, de seguro sería buen nadador, y también, siempre habría buen pescado para comer en la casa. El peligro serían las tormentas. Sin importar que tan buen nadador o pescador sea, creo que siempre le tendré miedo a las tormentas. Alguno de los discípulos de Jesús eran pescadores, y en una ocasión se encontraron con uno de los desafíos más grandes de su vida, creyeron que iban a morir.  En Lucas 8 se registra la historia:  22 Aconteció un día, que entró en una barca con sus discípulos, y les dijo: Pasemos al otro lado del lago. Y partieron. 23 Pero mientras navegaban, él se durmió. Y se desencadenó una tempestad de viento en el lago; y se anegaban y peligraban. [...]

¿Conoces el texto que dice …”el llanto puede durar toda la noche, pero al amanecer vendrá el grito de alegría”? (Salmo 30:05b) Es muy interesante como podemos entender el texto, muchas veces al leerlo, nos llenamos de emoción y de esperanza diciendo “ya viene el amanecer” o diciendo “yo sé que mi problema pronto tendrá solución”. Sin embargo, otros enfocamos nuestra atención hacia una pregunta que surge del mismo texto: “Señor… ¿qué tan larga es la noche?” pareciera que hacemos como el centinela insistente presentado por el profeta Isaías “Centinela, ¿cuánto queda de la noche? Centinela, ¿cuánto falta para que amanezca?” (Isaías 21:11) Es muy fácil decir a otros que el amanecer ha de llegar, pero en nuestras noches largas, en momentos difíciles de la vida cuando las pruebas parecen ahogarnos, cuando las pruebas te estremecen y quebrantan solemos preguntarnos: “¿cuánto falta para el amanecer?” Lo que he podido aprender a través de mis pruebas y luchas espirituales es [...]

La paz de la paloma

Eddy Núñez

A pesar de no compartir el enfoque de Darwin en su teoría evolucionista, puede que la biodiversidad, la transferencia genética o las variantes genotípicas produzcan un innegable parecido entre el reino animal y ciertos personajes de nuestra sociedad. Basta con salir a las calles para lidiar con leones, tigres, monos, pirañas, rémoras, buitres y hasta perros. Difieren en aspecto, pero su actitud les delata y hace evidente su procedencia rupestre. Hablo de esos felinos que se dicen dueños de la selva y por su astucia se creen más listos que los demás; también los hay simios que no poseen ni una pizca de originalidad. Otros viven en las aguas y su trabajo es succionar todo a su paso. Las aves de rapiña que sólo desean aprovecharse. Y de los caninos, ni hablar… ¡No tienen costumbre! Aún así, no todo es adverso en este universo animal. Hay valerosos y esforzados que trabajan como las hormigas y [...]

Piedras por almohadas

Omar Montilla

¿Te imaginas cómo la gente dormía sin almohadas? Creo que hace unos cientos de años, la idea de utilizar almohadas cómodas, de plumas o con burbujas de agua era una utopía. La gente envolvía cualquier manto detrás de su cabeza, con el fin de recostarse mejor, pero no todos podían llevar de un lugar a otro una cómoda almohada esponjada u ortopédica.

La Biblia registra de un patriarca que utilizó una piedra como almohada. Imagino que fue una noche bastante incómoda, dormir recostando su cabeza en una piedra que sobresalía entre la llanura pedregosa. Esa noche Jacob necesitaba dormir, porque había pasado todo el día en soledad, reflexionando sobre sus faltas, evaluando su vida y huyendo, más que todo huyendo de su pasado.

Muchas veces los hombres creemos que la razón de nuestra falta de sueño en la noche se debe a la necesidad de cambiar la cama o [...]

Back to top