• Sin prisas ni pausas

Publicaciones

Actividades, noticias y mucho más...

Tu huella en Internet

Yoel Cueto
  • 16 octubre, 2018
  • Publicaciones
  • Publicado por
  • Comentarios desactivados en Tu huella en Internet

¿Estás pensando solicitar trabajo en alguna compañía? Deberías saber que, si bien es cierto que es muy importante llegar a tiempo a la cita, ir bien vestido, contar con un currículo que cumpla con el perfil que busca la empresa, tener a mano todos los documentos solicitados y disponer de una buena recomendación, tu «huella en Internet»y tu perfil digital pueden ser más determinantes para conseguir el trabajo que todo lo antes mencionado.

La huella en Internet es el rastro que dejamos a la hora de navegar por la Red. Todo lo que hacemos en esta deja un registro fidedigno de nuestra actividad en línea. Este registro que dejamos conforma una imagen o identidad digital asociada de forma particular a cada uno de los que navegamos por Internet.

A partir de esta identidad digital, que también se puede llamar «reputación online», podemos ser analizados, catalogados, clasificados y hasta pronosticados según los intereses de quienes tengan acceso a nuestros datos. Nuestra identidad digital, al igual que la de todos los demás usuarios, se encuentra almacenada en grandes bases de datos para su uso posterior. Esto nos convierte en materia prima para diferentes sectores públicos y privados de la sociedad, con propósitos muy definidos, que van desde la seguridad, la economía, la mercadotecnia, la publicidad, la educación, la salud,la política y otros.No sorprende entonces que nuestra información personal reciba el nombre de «el petróleo del siglo XXI».

Lo más llamativo de todo este asunto de la «huella» y la «identidad» o «reputación» en línea es que muchos de nosotros no somos consientes de los procesos implicados, la manera en que suceden y lo que se hace con todos nuestros datos. Sin embargo, cada vez que hacemos «clic» en nuestras computadoras o dispositivos móviles, estamos creando dicha «reputación» online. Analicemos un poco más a fondo este tema.

Características de nuestra huella en Internet

Tengamos en cuenta lo siguiente cada vez que visitemos la Red:

  1. Si navegamos por Internet, no podemos hacer nada para evitar plantar nuestra huella.
  2. Una vez plantada, es casi imposible que el usuario, por su propia cuenta, pueda alterarla, borrarla o desasociarla de su identidad real.
  3. Para muchas personas, la información que arroja nuestra huella tendrá mayor peso y credibilidad que nuestra identidad real.

 

¿Qué da lugar a esta huella?

Estos son los elementos que van conformando nuestra huella digital:

  • Las direcciones de las páginas web que visitamos, los comentarios que dejamos y nuestros datos al registrarnos en ellas.
  • Las búsquedas que hacemos en cualquier portal.
  • Nuestras redes sociales.
  • Los vídeos que vemos en línea.
  • La publicidad a la que accedemos.
  • Lo que subimos y descargamos.
  • Los programas y aplicaciones que instalamos.
  • El lugar desde donde nos conectamos.
  • Lo que compramos o pagamos por Internet

¿Te has fijado en que cada vez que buscas un producto en Internet luego te sale publicidad de ese mismo producto, o de sus competidores, en tu correo electrónico o perfil de Facebook? Esto sucede porque la mayoría de la publicidad con que interactuamos en Internet queda determinada de forma automática a partir de la identidad digital que nuestra huella en Internet ha creado.

¿De qué forma son capturados nuestros datos en Internet?

Todas las páginas que visitamos, así como todas las tiendas de aplicaciones para móviles, están alojadas en servidores web. Un servidor no es más que una computadora mucho más potente y sofisticada que la que normalmente utilizamos. Internet es el medio o vehículo que facilita la interacción entre los usuarios y dichos servidores. Por cierto, el término «en la nube» es simplemente un truco de marketing para referirse al alojamiento de datos en servidores web.

Cuando decidimos instalar una aplicación en nuestro dispositivo móvil,esta nos muestra una ventana informándonos de cuáles serán los permisos de acceso que tendrá dicha aplicación. Pocos usuarios leen estas solicitudes de accesos y son conscientes de lo que hacen dichas aplicaciones.

Si quieres conocer de primera mano lo que tu huella ha dejado en Internet solo debes escribir tu nombre en Google y ver las páginas que arroja. A esto se lo conoce como ego surfing, que no es otra cosa que buscar información sobre uno mismo en Internet. Es recomendable escribir todo el nombre y apellido entre comillas para obligar a Google a que no separe el nombre del apellido y no arroje contenidos sobre cada palabra individual. Si lo haces, te puedes sorprender.

Consejos para dejar una buena huella en Internet

Para controlar nuestra huella en la Red, conviene tomar estas precauciones:

  1. Antes de publicar algo, considera el impacto o repercusión que puedes causar y si en realidad tiene suficiente importancia o relevancia respecto a tus principios y objetivos en la vida.
  2. Se coherente con lo que publicas en Internet y con lo que eres y haces en la vida real.
  3. Evita entrar a sitios web con contenidos de dudosa reputación o que no te gustaría que se asociar a una tu persona.
  4. Evita tener que introducir tus datos de usuario en computadoras o dispositivos que no sean tuyos, y que otros usuarios tecleen sus datos en tus equipos.
  5. Cuida la frecuencia, el lugar y la hora del día que dedicaras a interactuar en Internet.

Una huella es una copia casi exacta de una pisada. La clave para tener una huella en Internet lo más parecida a la que dejaría el Maestro Jesús es,precisamente,permitiendo que sea él quien dirija nuestras pisadas.Proverbios 16:9 nos dice: «Al hombre le toca hacer planes, y al Señor dirigir sus pasos». Si queremos dejar una buena huella en Internet o tener una buena reputación online, hemos de permitir que el Señor dirija nuestros pasos.

Lamentablemente,el enemigo de Dios se ha concentrado en dañar todo aquello que pueda ser usado para el bien dela humanidad y para glorificar al Señor. Internet es, sin lugar a dudas, un campo minado con todo tipo de tentaciones para el cristiano. Pero Dios ha prometido en su Palabra estar con nosotros aun en el valle de la sombra de muerte, y, al caminar por los senderos de Internet, oremos a Dios como lo hizo el salmista David en el Salmo 119:133: «Guía mis pasos conforme a tu promesa; no dejes que me domine la iniquidad» (Nueva versión internacional).Si permitimos que el Señor guíe nuestros pasos, nuestra huella en Internet servirá para que otros que caminan en la oscuridad descubran la luz de Cristo y para que, al encontrarse con él, sus vidas puedan experimentar un cambio.

Yoel Cueto es especialista en tecnología y produce el segmento ‘as tecnológicas de Sin prisas ni pausas. 

Back to top